Levantarse 101

Sé que este blog nunca va a ganar un premio a la regularidad, pero lo cierto es que hay momentos que me pierdo del todo. A pesar de que me encanta compartir cosas en este espacio, de que hay mil ideas que contar, muchas ideas que me encantaría compartir, ocurre lo mismo de siempre. Me vence la rutina, el fluir de la vida: estoy demasiado cansada, hay una comida por hacer, los Supernenes necesitan urgentemente una madre o SM pide algo de atención… Es el río que nos lleva.

39_Hiking

Por fortuna vengo de una familia en que me han enseñado a trabajar duro, a que si tengo algo en mente tengo que seguir trabajando e intentándolo todas las veces que sea necesario. No me tengo que agobiar y estresar por las veces que he caído. Simplemente tengo que seguir intentándolo hasta que consiga ponerme de nuevo en pie y poner en marcha aquello que me propongo. Y realizar los cambios que sean necesarios para intentar que la cosa funcione.

He vuelto. Lo importante en esta vida no es caer cien veces, lo que importa es levantarse la ciento uno.

Disney: un mundo de ilusión y de color

Lo prometido es deuda y después de contaros la experiencia que fue descubrir de nuevo en familia una ciudad como París, quedó pendiente lo que fue la cumbre de la visita para los Supernenes. Si bien yo era muy escéptica al principio con la visita y pensaba que iba a ser una de estas cosas que se hacen “sólo por los críos”, he de decir que salí con mejor impresión de la que creía. No es un destino turístico como para repetirlo, pero incluso si tus hijos tienen una cierta edad (vi pasar a grupos de adolescentes encantados por la magia Disney), merece la pena ir y ponerte nostálgica una vez en tu vida.

Hay otros blog en la red que ofrecen post fabulosos sobre la experiencia, e incluso desde España gente que lleva foros e incluso que lo organizan todo en paquetes. Yo me voy a centrar en la experiencia de haber ido una sola vez (que creo que será la única si no nos surge la oportunidad de visitar Tokyo o algún otro de los parques Disney fuera de Europa). Y me voy a explayar en el factor organización, que me parece que es donde puedo resaltar un par de puntos útiles para que la visita vaya lo mejor posible.

 

D4_Vacaciones_Paris 084

Si llevamos dos años ahorrando para ir a Londres, creo que necesitamos unos veinte para llegar hasta Japolandia…

 

¿Pensando en ir?
El mejor consejo que puedo dar aquí es: saca el calendario de fiestas de guardar de tu comunidad, el calendario escolar de los niños y tu propio calendario laboral y realiza pausadamente una primera correlación de qué fechas podrían cuadrarte. Y empieza a hacer hucha. Primera factor a considerar: si puedes ir entre semana, te vas a ahorrar un pastón. La segunda regla es: si toleras el frío helado te ahorras otro.
SW_Sticker_SW_Angsana_New
Se necesitan al menos un par de días para visitar los dos Parques (sí, hay dos: Disney Park que es la primera idea que nos viene a todos a la cabeza cuando pensamos en Disneylandia y Disney Studios, que tiene atracciones algo más enfocadas a los adolescentes) aunque lo ideal para no ir acelerado y estresado con las colas, es hacer tres días y dos noches. En la misma página de Disney (y la mayoría de los operadores) ofrecen paquetes combinados de estancias y entrada al parque. Para que os hagáis una idea, nosotros comparamos precios de las vacaciones de invierno y de un puente que teníamos a finales de mayo: mismo hotel, mismas comodidades, la diferencia entre febrero y mayo era más de cuatrocientos euros. Y entre el fin de semana y los días laborables en Febrero, casi doscientos euros de diferencia. Para nosotros (familia de cuatro, media pensión, en uno de los hoteles más baratos del parque, la broma salió por quinientos euros sin contar el viaje… y por lo que he preguntado por ahí, es un precio muy barato para lo que hicimos). Eso sí, antes de contratar en fijo te recomiendo siempre mirar las dos opciones juntas: la del alojamiento y la del viaje (sea en avión, tren o coche) para que no se te dispare el presupuesto porque de pronto no quedan billetes baratos en la época en que has contratado un buen paquete de alojamiento. El parque se puede alcanzar sin muchos problemas con el Cercanías de Paris, se tarda aproximadamente una hora en llegar desde el centro en transporte público.

 

D2_Vacaciones_Paris 013

Claramente señalado, hasta para zotes de los viajes como Supergüeli…

 

Para mí (y en especial si tus hijos no están en la edad de arrastrarles por la vida en algún tipo de carrito… que por cierto, si hay algún tipo de carrito, es imprescindible que os lo traigáis) merece la pena el extra de alojarse en el mismo parque por dos cosas: primera, porque se acaba derrengado después de todo un día dale que te pego y de esa manera como máximo en quince minutos estás en la habitación y no tienes que arrastrar a una criatura medio dormida por las calles de París; segunda, para los huéspedes del complejo el parque abre dos horas más temprano y eso significa dos horas en las que las colas son menores y las posibilidades de visitar el parque más relajadas. Nosotros nos alojamos en el Santa Fe, que es uno de los hoteles más básicos del complejo y la verdad es que no tuvimos queja. SB es un gran fan de Rayo Mc Queen y por supuesto, estar alojados en la zona de Mater le pareció fantástico. Entre los hoteles del complejo y el parque hay autobuses regulares que en pocos minutos te llevan de un lado a otro.

 

D4_Vacaciones_Paris 049

Para ser un parque de atracciones, la comida no es mala del todo…

 

En el paquete que llevábamos (media pensión) podíamos elegir entre varias posibilidades para realizar las comidas y los desayunos. En el parque existen muchas posibilidades de restauración e incluso (pagando por supuesto) se puede almorzar con la mismísima Cenicienta (¡cómo agradecí que mi hija haya pasado esta edad!). Otra buena recomendación logística es realizar las reservas casi en el momento de llegar, especialmente el Restaurante en la Plaza Central tiene muy buena pinta y se llena después de la Cabalgata de la Noche. Puede que los horarios españoles no coincidan con el resto de los europeos pero mis hijos son medio alemanes (la parte no genética) y en ese restaurante solamente conseguimos hacer un desayuno. Por cierto, merece la pena desplazarse al parque y desayunar allí mismo: el buffet del hotel Santa Fé, para el desayuno no nos pareció ni fu, ni fa. Pero se redimió por completo en la cena, un tex-mex bastante aceptable y nosotros estamos muy malacostumbrados porque nuestro amigo Texas Big es un gran cocinero. Merece la pena tomar el autobús e ir para allá a cenar en lugar de usar el buffet que nosotros hicimos el día siguiente (en el Disney Village, al lado del parque) que no era tan bueno. Hay también un restaurante árabe, pero al menos cuando fuimos nosotros estaba abierto solamente a mediodía. En cuanto a la intendencia, nosotros llevamos cosas para picar abiertamente en la mochila y a pesar de que nos la controlaron no hubo problemas al respecto. Puede que si llevas una mochila cargada de bocadillos hasta arriba tengas problemas pero parece que un tentempié lo toleran.

 

Imprescindible también hacerte en los primeros momentos con uno de los folletos con el mapa del Parque y la lista de actividades programadas para ese día. Cuesta un poco encontrarlos, pero si sabes que están por ahí y que hay que buscarlos, se encuentran.

 

Eurodisney_Map_1 001

El folleto a las puertas del parque tiene un mapa como este…

 

PARQUE DISNEY

D4_Vacaciones_Paris 072

Mi royalty Disney favorito… sí, lo mío siempre ha sido de psicólogo.

 

Lo más importante: qué hacer, qué hay que ver. Aquí como siempre intervienen factores variados como la edad y los intereses de tus hijos, en general, el Parque Disney se divide en cinco zonas y voy a intentar hacer un resumen de los puntos fuertes de cada una de ellas.

Main Street USA:
La calle es la entrada al parque y representa y está decorada como una calle de ciudad americana en el principio del siglo XX. Hay coches y carros de caballo en los que es posible montarse en las paradas señaladas. Por lo demás esta zona es puro centro comercial: si os apetece comprar “merchandising”, es el lugar a acudir. Si no, con un vistazo está saldada. Un detalle de organización importante, en esta calle se encuentra también el centro de reservas del parque, aunque se puede organizar todo desde el hotel, es útil si en un momento dado te apetece cambiar improvisadamente la hora de una comida, por ejemplo.

Al final de Main Street está la Central Garden Plaza, que aparte de tener un restaurante que parece de lo más potable del parque, es el punto de acceso a todas las demás zonas.SW_Sticker_SM_Bradley_hand

Fantasyland:
Esta es la zona que más se asocia con los parques Disney, el corazón del lugar. Se encuentra fácilmente porque zona está franqueada por el castillo que domina al parque. En el castillo se pueden revivir dioramas de las dos historias de princesas clásicas del estudio: Blancanieves, la Bella Durmiente y Cenicienta. En estas atracciones apenas hay cola para entrar. Y ahora el truco de oro para no perderte ninguna de las atracciones de más demanda en los parques: aprende a usar los “Fast Pass” (FP) desde el principio. Las atracciones marcadas en el mapa con este sistema, tienen una cola rápida, a la que te puedes pre-apuntar con las entradas al parque en unas máquinas a la entrada de la atracción. La máquina expende un tiquet con la hora a la que tienes que presentarte y de esta manera te puedes ahorrar horas de cola en algunos sitios. Este, por ejemplo, es el truco que usamos para reducir el tiempo de espera en “El vuelo de Peter Pan”, una de las atracciones con más demanda en Fantasyland. Por lo demás, muy recomendable si hay niños con exceso de energía “El laberinto de Alicia”, allí pueden correr a sus anchas (en círculos, eso sí).

 

D3_Vacaciones_Paris 004

Me pareció ver un lindo gatito… ay, no, que eso no es aquí…

 

Nosotros tuvimos una recepción con el mismísimo Mickey Mouse. Por la mañana habíamos pasado una cola interminable para verlo y optamos por dejarlo, pero al terminar la cabalgata de las cinco, nos lo encontramos al pobre solito y entramos es menos de cinco minutos. Pero si vas con niñas por debajo de los ocho años es muy posible que te toque hacer la cola de las Princesas Disney, ya que ellas no abren por la tarde después de la cabalgata. Te aconsejo que si es tu caso, llegues uno de los dos días que tienes temprano y mientras una parte de la familia desayuna, alguien vaya a ir haciendo fila ya desayunado. El espectáculo de la cola de chiquitinas esperando pacientemente horas y horas es tierno (pero es otro de los momentos de ese día en que agradecí ir con una pre-adolescente, no todo son inconvenientes a esta edad).

Paris

El nombre lo dice todo.

 

Discoveryland:
Del parque principal esta fue sin duda la zona que más nos gustó a niños y mayores. Creo que porque es la más adecuada para peques un poco más mayores. SG nos dejó alucinados a todos, marcándose vuelta tras vuelta con su padre en la Space Mountain 2 (sin fast pass porque la fila iba a toda prisa… por si cSW_Sticker_SB_Baby_Kruffuela: yo no fui porque alguien tenía que quedarse con SB… y tengo terror a los looping). Pero vamos, que no lo pasamos nada mal porque mientras ellos se centrifugaban en la montaña rusa, el peque y yo nos lo estábamos pasando bomba ayudando a Buzzlightyear en un combate espacial (usando el FP). Lo mejor de la atracción: un padre inglés con tres adolescentes bien mayores, que se pasaron todo el rato imitando las poses de los dibujitos de la pared y haciéndose fotos con ellos (ni que decir que las buenas costumbres en mi casa pasan a imitarse muy rápido y tengo una colección de fotos haciendo el ganso con monstruitos de color verde).

Otra atracción a destacar de la zona es el “Star Tours”, un simulador que no te puedes perder si eres de lo que “sienten el poder de la fuerza” (reverso tenebroso o lado claro, da igual). Porque no quiero poner en peligro la superidentidad, pero si no subiría la foto con Darth Vader en que se nota que cierta Supermujer está bastante más emocionada que sus hijos.

 

D3_Vacaciones_Paris 028

Nemo no es solamente el nombre de un pez…

 

Por lo demás completan la zona el “Nautilus” (submarino del capitán Nemo, a quién cierto pececillo le debe su nombre, y que una forofa de Verne como yo no podía dejar de mencionar) y “Autopia” donde los Supernenes pueden conducir por primera vez un auto clásico americano (en preparación para el día que los dos míos se saquen el carnet y nos estampen el coche).

Frontierland:

La zona decorada como el salvaje oeste… De esta zona sin duda a destacar es la montaña rusa familiar (a partir de los seis o siete años), la Big Thunder Mountain (FP). De la aldea de Pocahontas mis hijos pasaron mucho, sobre todo porque no habían visto la peli y el parque de atracciones de al lado de casa tiene una aldea india bastante mejor.

 

Adventureland:

Uno de los puntos fuertes de la zona, Indiana Jones, estaba cerrado cuando fuimos. Lo más destacable de la zona son “Los piratas del Caribe”, que tampoco nos impresionó demasiado a ninguno de los cuatro… al menos no como para repetir…

Entre las zonas hay un tren que rodea el parque pero es lentísimo. Hasta avanzando al paso de un niño de tres años se llega antes andando a todas partes, pero el tren es una buenísima opción cuando consideras que tus hijos necesitan un respiro entre tantas emociones.

 

D3_Vacaciones_Paris 058

Ahí, aguantando la lluvia como buenos europeos del norte, pero en primera fila… SG se emocionó mucho al ver a Elsa…

 

Los dos platos fuertes de la jornada son la cabalgata de personajes (sobre las cinco de la tarde) y el espectáculo de luces y fuegos artificiales que cierra el parque a las ocho. Planea tu visita en torno a los dos acontecimientos porque son para no perdérselos. Pura magia Disney. Para la cabalgata lo mejor es estar en primera fila o en un lugar elevado si no tenéis la suerte de que pille un día de perros y seáis de los únicos con paraguas del parque. Los fuegos artificiales sin embargo se ven mejor con un poco más de perspectiva (nosotros nos colocamos a la puerta del Plaza Gardens).

 

D3_Vacaciones_Paris 087

Expectación y fuegos artificiales.

 

DISNEY STUDIOS

D2_Vacaciones_Paris 022

Sí, es Mickey también…

 

Aquí hay una serie de atracciones más tecnológicas y más actuales que las del parque tradicional. Muchas de ellas están basadas en películas de Pixar, de las que soy una gran fan. A destacar el “Art of Disney Animation”, donde se puede ver todo el trabajo que conlleva hacer una peli de animación (os recuerdo que Supercuñado es dibujante y es una profesión sacrificadísima y de la que solamente se logra vivir si tienes mucha afición y talento… mis hijos no se podían perder este homenaje).

 

D2_Vacaciones_Paris 025

SB pintando dibujos animados él mismo.

 

También se realiza una cabalgata sobre autos de época. Muy bonita y menos concurrida que la del parque principal, al menos en las fechas en que fuimos nosotros.

SW_Sticker_SG_Flubber

Las atracciones de este parque están más orientadas a las emociones fuertes, desde la caída libre del hotel de “Twilight Zone” hasta la montaña rusa de Aerosmith. SG volvió a dar más vueltas que una peonza pero con la caída libre no nos atrevimos ni SM, ni yo…

 

D2_Vacaciones_Paris 054

Un héroe para toda la familia.

 

De lo que sí que disfrutamos toda la familia fue del show de profesionales con Rayo Mc Queen como estrella invitada. SB se pasó todo el rato con los ojos como platos y eso que no se encontraba demasiado bien aquel día, tanto, que tuvimos que dejar para el día siguiente el “Crush Coaster” que se ganó por voto unánime el título de atracción preferida de toda la Superfamilia, repetimos varias veces (y eso que no había FP) y fue con ella con la que cerramos nuestra visita de tres días en el parque.

 

D4_Vacaciones_Paris 083

Todo lo bueno se termina…

 

Veredicto de SW: Un parque de atracciones bastante conseguido para que puedan ir desde abuelos a nietos. Nosotros no repetiremos porque creo que mis hijos han pasado “la edad mágica” para disfrutarlo (SG lloraba hasta cuando la montábamos en los caballitos de bebé, francamente no sé de donde le ha salido la vena montaña rusa últimamente). Diría que la edad ideal para plantearte esta visita es de los cinco a los ocho años, cuando ya son algo autónomos pero aún creen que los personajes que tienen delante son reales. Merece la pena si te lo puedes permitir solo por ver como tus hijos abrazan por una vez la magia, sencillamente.

 

D2_Vacaciones_Paris 016

Abrazando la magia…

 

Menosválidas

Ha llegado el momento de confesaros que sufro de “menosvalía”. Sí, sí, no me he equivocado al escribir la palabra. Y es una condición en la que probablemente me acompañan muchas de las personas que leen estas líneas aunque todavía no lo sospechen.

Yo la verdad es que me olvido muy a menudo de esa “menosvalía”. Porque padecer que te consideren “menosválido” realmente no te impide hacer cosa ninguna, ni te coarta en lo personal para vivir una vida plena. Pero resulta que hay meses que se empeñan en sacarla a pasear por todas partes: una mujer que dice que como empresaria ella preferiría contratar a hombres porque las mujeres se piden bajas laborales para tener hijos; un gestor del ayuntamiento (y para colmo que tiene un cargo de relevancia en el consejo de la familia de su partido político) que releva de su puesto a una persona de confianza y pone como excusa que esa persona (que trabaja a jornada completa) no se va a quedar calentando la silla por las tardes porque es madre de familia; el anuncio en el periódico que pone textualmente que “las mujeres, los minusválidos y otras minorías pueden optar a esta plaza“ (lo de llamar “minoría” a casi un 50% de la población mundial manda muchas narices); esa amiga mía que después de pedir durante algunos años una beca de investigación y no conseguirla (según su jefe porque no preparaba suficientemente bien los documentos) resulta que tiene que escuchar de ese mismo jefe cuando se la dan que “es obvio que en esa ocasión tenían que cubrir un cupo de plazas femeninas (como dice mi amiga, “si pierdo soy yo, si gano es que me ayudan… no tengo manera de triunfar de verdad”)… La “menosvalía” se da en todas las capas sociales, en todos los estamentos y está mucho más extendida de lo que se cree.

Como decía al principio, estoy segura de que muchas de las personas que me leen, acaban de darse cuenta de que son tan “menosválidas” como yo. Y no os penséis que éste es un alegato feminista solamente. Aquellas personas que realmente sufren alguna minusvalía de algún tipo (sé que algunos de ellos prefieren clasificarse como gente especial y de alguno que directamente se ha puesto el mote de retrón… a todos ellos mi mayor respeto, porque torear en la plaza que torean, sí que es ser valientes) también sufren del mismo problema. Y las famosas minorías también (lo sé porque yo soy extranjera en mi aldea y hay personas que según abro la boca y me escuchan hablar con acento, ya dan por hecho que soy idiota o que trabajo usando mi cuerpo en lugar de mi cerebro). Y lo malo que tiene la “menosvalía” es eso, que existe solamente en los ojos, en los oídos y en los pensamientos de las personas que juzgan al menosválido, no es una barrera real, por eso es tan difícil acabar con ella.

 

Supongo que hay gente que en lugar de llamarlo “menosvalía” preferiría llamarlo prejuicio, pero esa me parece una palabra demasiado elegante para describir un tema que apesta y lleva tiempo apestando, porque se pueden hacer declaraciones semejantes a las que he escrito, sin que haya más reacciones que un cabreo general por parte de las partes afectadas. Yo me he decidido a vivir mi vida con esta tara, concentrándome en aquellas personas que realmente son capaces de ver la valía que se esconde bajo los estereotipos.

Y otra vez como si nos despertásemos con la misma radio, ocurre que MR le está dando vueltas al mismo tema que yo… Os recomiendo el vídeo de las princesitas malhabladas que pone ella en su página (yo sabéis que prefiero no soltar tacos) y que nos recuerda que lo peor de todas las menosvalías es que se manifiestan desgraciadamente en consecuencias reales para el considerado “menosválido”…

Música para despedirse del curro

El vídeo de la muchacha que se despedía de su jefe marcándose un bailecito por todo lo alto (y por lo bajo, y por las esquinas de la oficina… vídeo que puedes encontrar en este post) me ha marcado tanto como para dedicarle a la mujer la canción del lunes… Y una pregunta a vosotras, ¿con qué canción os despediríais de vuestro jefe o de vuestra empresa actual? Yo he elegido ésta (y no por el pobre jefe directo, que es otro pringao como servidora…)