La semana de mama: Sin conexión en el frente.

SB: ¿Crees que hoy lo conseguimos?

SG: De momento parece que está tirando así que deprisita, venga…

SB: Jo, si me metes prisa ya sabes que me aturullo…

SG: Pues empiezo yo: ante todo, disculpad que no hayamos escrito antes, pero nos han racionado la internet…

SB: Nuestra madre está en pie de guerra… Y que se ría el Klitschko de lo que está pasando en Ukrania comparado con lo que va a hacerles a los de Vodafone cuando los pille…

SG: Bueno, bueno, menos lobos que mamá siempre echa mucho fuelle por la boca… Aunque en este caso la puedo entender.

SB: Un mes con la conexión como si fuera a pedales…

SG: Sabemos que no es una tragedia grave, pero vamos, no por ello deja de ponerla nerviosa…

SB: Y más cuando nos vamos de vacaciones y comprueba que en otros lugares la cosa si funciona…

SG: Vamos a ser sinceros, funciona en Neustadt, que está a menos de cinco kilómetros de aquí… el problema es este barrio…

Nicontigonisinti

SB: Pero bueno, conexiónes aparte, estuvimos por fin en Disney…

SG: Y nos gustó muuuuuchoooooo…

SB: Aunque mamá no se atreviese a montar en las montañas rusas y yo tuviera que hacerle compañía…

SG: Ya, ya, cagueta…

SB: Es que a la mitad de ellas no podía montar de todas maneras, qué culpa tengo de no ser un gigante…

SG: Mamá al menos reconoce que tenía algo de miedo y que empezar con tres loopings no le parecía la mejor idea para su cuello… Reconoce que estabas muerto de miedo.

SB: Pues no, y si además no importa, soy pequeño, a tí ya te lo recordó mamá…

A que no parece la misma niña que teníamos que bajar del tío vivo infantil en las ferias porque lloraba desesperádamente…

SG: Venga, cambiamos de tema, que todo el mundo tiene un pasado.

SB: ¿Contamos que volvieron?

SG: Otra vez en plenas vacaciones…

SB: Mamá le contó a Supergüeli que ha aprendido a decir piojo en todas las lenguas de la comunidad europea, pero por mucho que intenté que me lo recitara, no quiso…

SG: Para mí que está mintiendo… el caso es que esto ha tomado ya el cáriz de una lucha sin cuartel. Me he tomado la libertad de hacer un pequeño fotomontaje para describirlo…

Superpadres_piedeguerra

SB: Un genio del Photoshop no eres, eh…

SG: Cuando tú lo hagas mejor, hablamos… La foto puede que no sea perfecta pero sí refleja el ambiente que se masca en el baño últimamente…

SB: En lugar de pistolas láser, spray anti pipis…

SG: Y la lucha es tan sin cuartel que ya ha habido daños colaterales y todo: mamá me ha metido el dedo en el ojo lleno de ese líquido repugnante y el otro día terminé en urgencias por ello…

SB: Pero no se preocupen, que no pasó nada: ningún Superpadre o Supernene es dañado para la realización de este blog…

SG: Al menos no voluntariamente… Oye, fíjate qué horas se nos han hecho, tenemos que salir para el cole ya…

SB: A ver si escribimos más seguido y así largamos menos cada vez… Feliz fin de semana a todos…

SG: Hasta la que viene, si Vodafone quiere.

La semana de mama: Los novenos pasajeros

SB: Mamá nos ha pedido que empecemos desmintiendo que nadie nos haya raptado y vendido como esclavos mientras estábamos de vacaciones en Malta…

SG: Aquí seguimos… Y si no hemos escrito nada es porque nos lo hemos pasado genial… Yo de mayor quiero trabajar estando de vacaciones siempre.

SB: ¿Tú crees que de verdad existe un trabajo así?

SG: Claro hombre, mira ese amigo que tiene mamá en Facebook, que se pasa la vida viajando, Paco Nadal... qué crees que habrá que estudiar para eso?

SB: No sé, a lo mejor hay que entrar de aprendices, como aquí en las tiendas…

SG: Bueno, recuérdame que le preguntemos a mamá luego si le puede preguntar si nos tomaría de aprendices… como en seis o siete años, creo yo que ya somos suficientemente mayores.

SB: Por cierto, hablando de preguntar…¿tú sabes qué significa eso de “desmentir”?

SG: No sé, supongo que pensará que hemos vuelto a encerrarnos en el lavabo para usar su colonia y le hemos mentido, pero bueno, nosotros ya hemos dicho lo que teníamos que decir y basta.

SB: Yo juro que no he vuelto a ponerme la colonia si hace falta, pobre mami, noviembre no está siendo su mes…

SG: Bueno, de lo del dolor de tripa está mejor y de lo otro, parece que se está tranquilizando…

SB: Bueno, cuando trajimos a Merkel a casa le pareció muy “cool”… Nunca pensé que fuera a ponerse de esa manera por unos bichitos…

SG: Mamá te ha dicho que no vayas diciendo por ahí que tenemos una lombriz de tierra que se llama “Merkel”, que nos van a terminar quemando en la plaza del mercado por herejes… Y es que son piojos, hombre, y es la primera vez que le sacamos a ella uno del pelo…

SB: La cara que puso…

SG: Sí, y luego se encerró en la cocina durante horas, diciendo que sólo quería que se le pasara el asquito…

SB: Decía algo así cómo que

Sigourney Weaver al menos tenía algo conque dispararle a los bichos asquerosos…

SG: ¿Conoces tú a la tal Weaver?

SB: No, pero suena a nombre inglés… será alguna de las amigas de la tesis de mamá, alguna que tendría bichitos en el laboratorio…

SG: Y luego se curó el asco a base de comer Doritos… La ventaja de cuando le dan estas neuras es que mientras zampa, también le da por hornear. Dos bandejas de magdalenas, dos de galletas, pan…

SB: Y sí papá no llega a entrar para confiscarle la bolsa de Doritos, aún estaría allí, haciendo tarta de manzana…

SG: A lo mejor tendríamos que haberla dejado… ¿Crees que si le ponemos sesamo negro en el pelo dará el pego?