Malta, inglés y playa en un mismo paquete

En realidad a muchos españoles les parece que los destinos playeros son ideales para el verano. A mí, que desde que me mudé al extranjero me da por todo lo contrario: en verano, si no fuera por los compromisos familiares, no pisaba la playa ni loca. Así que lo que solemos hacer es aprovechar las vacaciones escolares de otoño para visitar destinos en los que todavía sea posible tener jornadas playeras. Dada la inestabilidad del norte de África en estos momentos, nos quedan las islas Mediterráneas o las Canarias, que en la época que nos ocupa tienen un clima bastante ideal (sobre todo si vienes de una temperatura media de Europa Norte).

Hoy vamos a hablar de Malta, que es un lugar que tiene el valor añadido de que se habla inglés. Para los Supernenes, el poder practicar su “lengua más débil”. Dejo para otra ocasión la isla de Gozo, que me pareció un lugar muy bonito y que merece una entrada aparte.

 

Malta-1

¿Dónde alojarse?:

No sé si a vosotros os ocurre, pero cuando os vais a visitar un lugar desconocido y estáis buscando alojamiento, una de las informaciones que casi siempre no se puede sacar a primera vista es cuáles son las zonas más tranquilas para ir en familia. Malta no es muy grande y además tiene una red bastante buena de transportes públicos, por lo que no es preciso desplazarse en coche. Después de darle un vistazo general al mapa de la isla, nosotros dividimos las posibilidades a grandes rasgos en cinco, y entre ellas decidimos:

 

  • Bahía de San Pablo (San Pawl il-Baħar): Situada en el este de la isla, es un lugar ideal para ir con niños y por el que al final nos decantamos (teníamos claro que queríamos un complejo hotelero en que nos dieran todo hecho). A pesar de que la zona ha sufrido un boom tourístico en las últimas décadas y ya no es la idílica zona de pescadores que era, sigue siendo algo más tranquilo que la parte central y tiene acceso más directo a la costa y a una playa que aunque no sea de arena, es lo que estábamos buscando.

 

  • San Gillian: Más cerca de la Valleta que la bahía de San Pablo y también bastante frecuentada y tiene un cupo grande tanto de grandes hoteles como de apartamentos. Presenta algo más de vida nocturna que la opción anterior, algo a tener en cuenta si vamos con adolescentes (para evitarlo… o no).

 

  • Sliema/La Valeta: Por supuesto la zona de la capital y los alrededores es también un destino turístico a tener en cuenta si la cercanía del mar no entra en la ecuación. Nosotros es que somos de los que abrimos y cerramos la playa cuando vamos a ella. Muy urbano.

 

  • Bahía de Marsaxlokk: En la zona de más al sur de la isla, cerca del pueblo en el que se realiza el mercado de abastos más popular de la isla. Es un lugar tranquilo y no tan densamente poblado como las zonas más al norte de la isla.

 

  • Interior: Si eres de los que no les gustan las multitudes y no te importa desplazarte en coche, existe la posibilidad de alquilar una casa con piscina en el interior. Los precios suelen ser más ajustados que en la costa, o mejor dicho, la relación calidad-precio del alojamiento es mayor.

 

 

Malta-4

Amanecer desde la bahía de Buggibba

 

 

Malta para Superniños:

  • Acuario y Paseo Marítimo en Qawra: El Acuario de Malta es uno de los orgullos de la zona. Construido hace relativamente pocos años, la arquitectura del edificio es monumental. Pero si vienes de una ciudad mediana o grande, o has estado en centros grandes como el Oceanográfico de Lisboa, o el de Valencia, la verdad es que el tamaño de la instalación es bastante modesto. Nosotros no llegamos a entrar, porque los niños fueron abducidos por el parque que hay al lado y creo que si la climatología es buena, es una decisión adecuada limitar la visita a la parte externa del recinto.

SW_Sticker_SB_Malta Porque esa es sin duda la joya de la corona para los niños: un enorme parque al lado del Acuario perfectamente integrado en el conjunto porque simula un acantilado de peces tropical. No falta el querido Nemo, cuya presencia ya es ley en todas las atracciones marítimas del mundo occidental.

Un truco para los padres: desde el centro de Buggibba hasta la explanada del Acuario se extiende un paseo Marítimo de aproximadamente un par de kilómetros. En él, espaciadas a escala se encuentran los modelos de todos los planetas del sistema solar: un planetario perfectamente planeado que lo entiendan los más pequeños.

Muy cerca del Acuario y el Museo Marítimo está también el Museo del Coche Clásico. También de tamaño reducido, pero interesante, puede ser una posibilidad para pasar media hora si el tiempo no acompaña en algún momento.

 

 

 

 

 

 

 

 

Malta-3

Un parque infantil ideal para los peques. Al lado, la cafetería del Acuario con terraza al aire libre. Tardes de diversión garantizada para niños y sus adultos acompañantes…

 

  • Paseo en barco alrededor de la isla (con parada en la Laguna Azul): Los paseos en barco se anuncian y se pueden comprar en el paseo Marítimo por las noches. Un grupo grande de expats se ganan la vida vendiendo los billetes y dependiendo de la labia del que negocie, puede que caiga algún descuento .

SW_Sticker_SG_Malta
Los barcos salen de todos los puertos turísticos y es una bonita excursión de día. Y una de las formas más económicas de visitar la conocida “Laguna Azul”, un lago natural al que solamente se puede acceder con una embarcación. Una especie de mar menor reducido, ideal para practicar snorkeling (buceo sin botella) y para dejar a los críos algo mayorcitos un poco sueltos porque no cubre y no hay corrientes. Se supone que es una maravilla de la naturaleza cuando no hay una manada entera de turistas poniendo pie en ella todos a la vez (y eso que nosotros estábamos yendo fuera de temporada: no quiero ni imaginarme lo que tiene que ser aquello en pleno verano). Ironías aparte, sí que es una zona natural preciosa y creo que los que habían llegado hasta allí en barcos privados la estaban disfrutando en bastante paz y tranquilidad lejos de donde nos desembarcaron a todos los borregos otros turistas. Pero hasta que no sea millonaria y no me pueda sacar el título de patrón de yates, pues no hay nada que hacer.

El crucero es interesante puesto que te llevan a ver las zonas de la costa y las formaciones rocosas de las orillas, a veces acercándose demasiado para la seguridad del barco. Al atardecer, con la caída del sol, las fotos de la costa son espectaculares.

 

 

 

  • Popeye Village: Salvo que seáis unos fans empedernidos de Robin Williams o del personaje de comic amante de las espinacas, no recomiendo la visita al Popeye Village sin niños. Quitado esto de mi conciencia, Malta y Gozo son lugares muy fotogénicos y seguro que un par de fotos de este viaje, las reconocéis todos por éxitos internacionales como “Game of Thrones” o “Troya”. Pero ya en los 80 la isla había sido descubierta para estos menesteres y un muy joven Robin Williams rodaba Popeye en los mismos decorados que han dejado intactos para el parque. A favor: realizan actividades para los menores de la casa. En contra: la pedagogía de las personas que cubren los papeles principales (excepto Olive Oil) brillaba por su ausencia, llegando a esuchar como Brutus soltaba un par de tacos delante de los Supernenes…   
Malta-8

Lo que se llega a hacer por los niños…

La isla no está preparada para hacer senderismo, pero con un buen mapa o buscando antes la ruta en google una opción bonita y posible es ir en autobús hasta la Torre Roja, en Mellieha y desde allí caminar cerca de una hora campo a través al Popeye Village. La torre, también conocida como “Torre de Santa Ágata” sí que es una torre templaria de verdad, en la que tratan a los peques muy amablemente. Se puede comprar un test para que lo hagan ellos mismos y aprendan algo sobre los Caballeros del Temple aprovechando la visita. Y en el tejado hay cañones.

  • Golden Bay:  Esta sí que es una playa de arena fina, con baños y facilidades y relativamente no construida alrededor (solamente hay un par de hoteles). Se alcanza fácilmente con transporte público y es una excursión de día o de medio día interesante. Como plus, está rodeada de un parque natural precioso, por el que se puede caminar cuando baja un poco la solanera. Al lado (alcanzable también en un pequeño paseo a pie) está la playa de Tuffieha y su torre de piedra, que es también un punto extra a la hora de ir con los más pequeños de la casa.
  • El cambio de Guardia y el cañonazo de saludo en La Valleta: En Malta como en todos los lugares por donde ha pasado la cultura británica, queda un tremendo poso y sabor colonial que se puede entreveer sobre todo en los edificios militares. La guardia cambia regularmente delante del palacio del Gobernador con una pequeña marcha y si alguno está interesado en tradiciones militares, en el fuerte de San Elmo realizan una parada militar completa, pagando un precio de entrada. Lo típico es ver la ceremonia de saludo militar desde las almenas del puerto, que se puede presenciar desde la parte de arriba del jardín de modo gratuito. La tradición viene del tiempo en que Malta era un enclave militar en el Mediterráneo, y recibía a todos los barcos que entraban en su puerto enseñando todo su poder armamentístico, por si las moscas. Si lleváis niños muy peques o de oídos delicados, tapadles las orejas antes del gran final (que llega después de un rato de ceremonia militar marcial, justo a las 12:00 del mediodía).  

Malta-5

 

Aparte por supuesto hay una infinidad de parques acuáticos, parques temáticos y otras actividades todavía más preparadas para turistas. Basta con pasarse por la consigna del hotel o por la oficina de Información turística para que te informen demasiado largo y tendido sobre ellos. Yo he entresacado las opciones más friki y menos mainstream que se me han ocurrido.

Malta para Superpadres:

      • Mercado en Marsaxlokk: Marsaxlokk es uno de los puertos pesqueros más importantes en Malta y uno de los mayores puntos de atraque de las tradicionales barcas maltesas. Los domingos además se realiza un mercado de abastos que no es para turistas, sino para los habitantes de la zona y donde se puede encontrar fruta, verdura, pescado y dulces malteses tradicionales, aparte de puestos de artesanía local y baratijas, como en todos los mercadillos callejeros. Mejor ir en autobús aunque se tarde un poco más, sobre todo en día de mercado, porque el tema del aparcamiento está peor que en Japón.

Malta-6

 

      • Monumentos megalíticos de Hagar Qim y Mndajar : El único de los puntos interesantes de nuestra lista que nos quedamos sin ver, fue alguno de los muchos monumentos megalíticos que hay en la isla. Existen signos de habitación en Malta desde la Edad de Piedra, probablemente un grupo reducido que alcanzó la isla en embarcaciones precarias desde Sicilia. Pero les dió para poblarla y dejar varios templos cuyas estructuras aún se conservan y son patrimonio de la Humanidad.

 

      • La Valletta: La capital de Malta es una ciudad colonial muy agradable para pasear. Bautizada en Honor de Jean de la Valette  Simplemente perderse en las calles, observar los edificios de diferentes épocas y las tiendas que, como en cualquier ciudad europea, pueblan las calles principales. La ciudad está preparada para soportar el calor sofocante que sufre en los meses de verano, encontrándose numerosos jardínes y fuentes en el camino. La arquitectura colonial está muy presente y llaman especialmente la atención las diferentes puertas, con sus tiradores de fantasía representando flora, fauna o personajes mitológicos (que también se pueden ver en Mdina). En la ciudad hay múltiples iglesias y basílicas dado que Malta es un país con una mayoría holgada de población católica. Nosotros decidimos visitar la Catedral de San Juan en representación de las demás, cosa que fue interesante incluso para los niños, por el tesoro que alberga y las referencias a los caballeros de la Orden de Malta. Otro edificio que se puede visitar con niños es el Hospital Templario, que si bien por fuera no llamaba la atención, está bien conservado interiormente y tiene bastantes piezas de la época de su gloria que se muestran en la visita. En nuestro caso, la guía valía su peso en oro e hizo la visita muy amena.

Malta-7

 

También es posible visitar alguno de los montajes audiovisuales que ponen un poco de orden en la caótica y no siempre pacífica historia del lugar y que explican la llegada, los motivos y los medios de los que dispusieron diferentes pobladores de la isla. Situada donde está, está claro su valor geopolítico, a pesar de ser poco menos que una roca dura, sin muchos recursos naturales y con problemas de abastecimiento de agua. Hombres prehistóricos, fenicios, cartagineses, romanos, españoles y caballeros templarios… por la isla ha pasado de todo, hasta terminar como un punto estratégico durante la II Guerra Mundial.

 

      • Rabat y Mdina, la ciudad del Silencio: De los sitios que visitamos, sin lugar a dudas me quedo con Mdina. La ciudad medieval está conservada con mimo y habitada en su mayor parte. Se nota que el foco de riqueza de la zona no es precisamente el turismo. Aunque la ciudad vive recibiendo a turistas, los trata con una mezcla entre el respeto y el desdén. A pesar de ello, es un sitio bonito para perderse. Hay muchos bares, cafés y rincones ocultos donde hacer una pausa y disfrutar de una copa de vino o un pequeño refrigerio. Las vistas desde lo alto de la muralla dominan toda la zona central de la isla.

Malta-10

 Y también en la ciudad de Rabat es una ciudad mucho más viva, mucho más local que las zonas costeras. En ella están las catacumbas, que se pueden visitar, y un museo de las cosas que se encontraron durante su excavación, que nos pareció de lo más original que se puede encontrar. A medio camino entre colección geológica, muestra kitsch y memento histórico, el sitio merece al menos una visita corta.

Veredicto:

No creo que nos volvamos a dejar caer por Malta, la mayoría de lo que tiene que ver ya lo disfrutamos y no tiene un ambiente como para justificar otra visita más a la isla, teniendo al lado un lugar mucho más tranquilo e igual de interesante como Gozo, o teniendo alternativas como las Baleares, las Canarias, Madeira o Chipre (por no quedarnos sólo en el campo local). Pero para pasar una semana en el Mediterráneo en un lugar diferente, la verdad es que Malta tiene un poquito de todo para cada miembro de la familia: cultura, playa, deporte, sol… Y la posibilidad de echar mano y practicar la lengua de Shakespeare a un precio mucho más asequible que un viaje a cualquier otro de los lugares en que viven nativos de la lengua.

Advertisements

Disney: un mundo de ilusión y de color

Lo prometido es deuda y después de contaros la experiencia que fue descubrir de nuevo en familia una ciudad como París, quedó pendiente lo que fue la cumbre de la visita para los Supernenes. Si bien yo era muy escéptica al principio con la visita y pensaba que iba a ser una de estas cosas que se hacen “sólo por los críos”, he de decir que salí con mejor impresión de la que creía. No es un destino turístico como para repetirlo, pero incluso si tus hijos tienen una cierta edad (vi pasar a grupos de adolescentes encantados por la magia Disney), merece la pena ir y ponerte nostálgica una vez en tu vida.

Hay otros blog en la red que ofrecen post fabulosos sobre la experiencia, e incluso desde España gente que lleva foros e incluso que lo organizan todo en paquetes. Yo me voy a centrar en la experiencia de haber ido una sola vez (que creo que será la única si no nos surge la oportunidad de visitar Tokyo o algún otro de los parques Disney fuera de Europa). Y me voy a explayar en el factor organización, que me parece que es donde puedo resaltar un par de puntos útiles para que la visita vaya lo mejor posible.

 

D4_Vacaciones_Paris 084

Si llevamos dos años ahorrando para ir a Londres, creo que necesitamos unos veinte para llegar hasta Japolandia…

 

¿Pensando en ir?
El mejor consejo que puedo dar aquí es: saca el calendario de fiestas de guardar de tu comunidad, el calendario escolar de los niños y tu propio calendario laboral y realiza pausadamente una primera correlación de qué fechas podrían cuadrarte. Y empieza a hacer hucha. Primera factor a considerar: si puedes ir entre semana, te vas a ahorrar un pastón. La segunda regla es: si toleras el frío helado te ahorras otro.
SW_Sticker_SW_Angsana_New
Se necesitan al menos un par de días para visitar los dos Parques (sí, hay dos: Disney Park que es la primera idea que nos viene a todos a la cabeza cuando pensamos en Disneylandia y Disney Studios, que tiene atracciones algo más enfocadas a los adolescentes) aunque lo ideal para no ir acelerado y estresado con las colas, es hacer tres días y dos noches. En la misma página de Disney (y la mayoría de los operadores) ofrecen paquetes combinados de estancias y entrada al parque. Para que os hagáis una idea, nosotros comparamos precios de las vacaciones de invierno y de un puente que teníamos a finales de mayo: mismo hotel, mismas comodidades, la diferencia entre febrero y mayo era más de cuatrocientos euros. Y entre el fin de semana y los días laborables en Febrero, casi doscientos euros de diferencia. Para nosotros (familia de cuatro, media pensión, en uno de los hoteles más baratos del parque, la broma salió por quinientos euros sin contar el viaje… y por lo que he preguntado por ahí, es un precio muy barato para lo que hicimos). Eso sí, antes de contratar en fijo te recomiendo siempre mirar las dos opciones juntas: la del alojamiento y la del viaje (sea en avión, tren o coche) para que no se te dispare el presupuesto porque de pronto no quedan billetes baratos en la época en que has contratado un buen paquete de alojamiento. El parque se puede alcanzar sin muchos problemas con el Cercanías de Paris, se tarda aproximadamente una hora en llegar desde el centro en transporte público.

 

D2_Vacaciones_Paris 013

Claramente señalado, hasta para zotes de los viajes como Supergüeli…

 

Para mí (y en especial si tus hijos no están en la edad de arrastrarles por la vida en algún tipo de carrito… que por cierto, si hay algún tipo de carrito, es imprescindible que os lo traigáis) merece la pena el extra de alojarse en el mismo parque por dos cosas: primera, porque se acaba derrengado después de todo un día dale que te pego y de esa manera como máximo en quince minutos estás en la habitación y no tienes que arrastrar a una criatura medio dormida por las calles de París; segunda, para los huéspedes del complejo el parque abre dos horas más temprano y eso significa dos horas en las que las colas son menores y las posibilidades de visitar el parque más relajadas. Nosotros nos alojamos en el Santa Fe, que es uno de los hoteles más básicos del complejo y la verdad es que no tuvimos queja. SB es un gran fan de Rayo Mc Queen y por supuesto, estar alojados en la zona de Mater le pareció fantástico. Entre los hoteles del complejo y el parque hay autobuses regulares que en pocos minutos te llevan de un lado a otro.

 

D4_Vacaciones_Paris 049

Para ser un parque de atracciones, la comida no es mala del todo…

 

En el paquete que llevábamos (media pensión) podíamos elegir entre varias posibilidades para realizar las comidas y los desayunos. En el parque existen muchas posibilidades de restauración e incluso (pagando por supuesto) se puede almorzar con la mismísima Cenicienta (¡cómo agradecí que mi hija haya pasado esta edad!). Otra buena recomendación logística es realizar las reservas casi en el momento de llegar, especialmente el Restaurante en la Plaza Central tiene muy buena pinta y se llena después de la Cabalgata de la Noche. Puede que los horarios españoles no coincidan con el resto de los europeos pero mis hijos son medio alemanes (la parte no genética) y en ese restaurante solamente conseguimos hacer un desayuno. Por cierto, merece la pena desplazarse al parque y desayunar allí mismo: el buffet del hotel Santa Fé, para el desayuno no nos pareció ni fu, ni fa. Pero se redimió por completo en la cena, un tex-mex bastante aceptable y nosotros estamos muy malacostumbrados porque nuestro amigo Texas Big es un gran cocinero. Merece la pena tomar el autobús e ir para allá a cenar en lugar de usar el buffet que nosotros hicimos el día siguiente (en el Disney Village, al lado del parque) que no era tan bueno. Hay también un restaurante árabe, pero al menos cuando fuimos nosotros estaba abierto solamente a mediodía. En cuanto a la intendencia, nosotros llevamos cosas para picar abiertamente en la mochila y a pesar de que nos la controlaron no hubo problemas al respecto. Puede que si llevas una mochila cargada de bocadillos hasta arriba tengas problemas pero parece que un tentempié lo toleran.

 

Imprescindible también hacerte en los primeros momentos con uno de los folletos con el mapa del Parque y la lista de actividades programadas para ese día. Cuesta un poco encontrarlos, pero si sabes que están por ahí y que hay que buscarlos, se encuentran.

 

Eurodisney_Map_1 001

El folleto a las puertas del parque tiene un mapa como este…

 

PARQUE DISNEY

D4_Vacaciones_Paris 072

Mi royalty Disney favorito… sí, lo mío siempre ha sido de psicólogo.

 

Lo más importante: qué hacer, qué hay que ver. Aquí como siempre intervienen factores variados como la edad y los intereses de tus hijos, en general, el Parque Disney se divide en cinco zonas y voy a intentar hacer un resumen de los puntos fuertes de cada una de ellas.

Main Street USA:
La calle es la entrada al parque y representa y está decorada como una calle de ciudad americana en el principio del siglo XX. Hay coches y carros de caballo en los que es posible montarse en las paradas señaladas. Por lo demás esta zona es puro centro comercial: si os apetece comprar “merchandising”, es el lugar a acudir. Si no, con un vistazo está saldada. Un detalle de organización importante, en esta calle se encuentra también el centro de reservas del parque, aunque se puede organizar todo desde el hotel, es útil si en un momento dado te apetece cambiar improvisadamente la hora de una comida, por ejemplo.

Al final de Main Street está la Central Garden Plaza, que aparte de tener un restaurante que parece de lo más potable del parque, es el punto de acceso a todas las demás zonas.SW_Sticker_SM_Bradley_hand

Fantasyland:
Esta es la zona que más se asocia con los parques Disney, el corazón del lugar. Se encuentra fácilmente porque zona está franqueada por el castillo que domina al parque. En el castillo se pueden revivir dioramas de las dos historias de princesas clásicas del estudio: Blancanieves, la Bella Durmiente y Cenicienta. En estas atracciones apenas hay cola para entrar. Y ahora el truco de oro para no perderte ninguna de las atracciones de más demanda en los parques: aprende a usar los “Fast Pass” (FP) desde el principio. Las atracciones marcadas en el mapa con este sistema, tienen una cola rápida, a la que te puedes pre-apuntar con las entradas al parque en unas máquinas a la entrada de la atracción. La máquina expende un tiquet con la hora a la que tienes que presentarte y de esta manera te puedes ahorrar horas de cola en algunos sitios. Este, por ejemplo, es el truco que usamos para reducir el tiempo de espera en “El vuelo de Peter Pan”, una de las atracciones con más demanda en Fantasyland. Por lo demás, muy recomendable si hay niños con exceso de energía “El laberinto de Alicia”, allí pueden correr a sus anchas (en círculos, eso sí).

 

D3_Vacaciones_Paris 004

Me pareció ver un lindo gatito… ay, no, que eso no es aquí…

 

Nosotros tuvimos una recepción con el mismísimo Mickey Mouse. Por la mañana habíamos pasado una cola interminable para verlo y optamos por dejarlo, pero al terminar la cabalgata de las cinco, nos lo encontramos al pobre solito y entramos es menos de cinco minutos. Pero si vas con niñas por debajo de los ocho años es muy posible que te toque hacer la cola de las Princesas Disney, ya que ellas no abren por la tarde después de la cabalgata. Te aconsejo que si es tu caso, llegues uno de los dos días que tienes temprano y mientras una parte de la familia desayuna, alguien vaya a ir haciendo fila ya desayunado. El espectáculo de la cola de chiquitinas esperando pacientemente horas y horas es tierno (pero es otro de los momentos de ese día en que agradecí ir con una pre-adolescente, no todo son inconvenientes a esta edad).

Paris

El nombre lo dice todo.

 

Discoveryland:
Del parque principal esta fue sin duda la zona que más nos gustó a niños y mayores. Creo que porque es la más adecuada para peques un poco más mayores. SG nos dejó alucinados a todos, marcándose vuelta tras vuelta con su padre en la Space Mountain 2 (sin fast pass porque la fila iba a toda prisa… por si cSW_Sticker_SB_Baby_Kruffuela: yo no fui porque alguien tenía que quedarse con SB… y tengo terror a los looping). Pero vamos, que no lo pasamos nada mal porque mientras ellos se centrifugaban en la montaña rusa, el peque y yo nos lo estábamos pasando bomba ayudando a Buzzlightyear en un combate espacial (usando el FP). Lo mejor de la atracción: un padre inglés con tres adolescentes bien mayores, que se pasaron todo el rato imitando las poses de los dibujitos de la pared y haciéndose fotos con ellos (ni que decir que las buenas costumbres en mi casa pasan a imitarse muy rápido y tengo una colección de fotos haciendo el ganso con monstruitos de color verde).

Otra atracción a destacar de la zona es el “Star Tours”, un simulador que no te puedes perder si eres de lo que “sienten el poder de la fuerza” (reverso tenebroso o lado claro, da igual). Porque no quiero poner en peligro la superidentidad, pero si no subiría la foto con Darth Vader en que se nota que cierta Supermujer está bastante más emocionada que sus hijos.

 

D3_Vacaciones_Paris 028

Nemo no es solamente el nombre de un pez…

 

Por lo demás completan la zona el “Nautilus” (submarino del capitán Nemo, a quién cierto pececillo le debe su nombre, y que una forofa de Verne como yo no podía dejar de mencionar) y “Autopia” donde los Supernenes pueden conducir por primera vez un auto clásico americano (en preparación para el día que los dos míos se saquen el carnet y nos estampen el coche).

Frontierland:

La zona decorada como el salvaje oeste… De esta zona sin duda a destacar es la montaña rusa familiar (a partir de los seis o siete años), la Big Thunder Mountain (FP). De la aldea de Pocahontas mis hijos pasaron mucho, sobre todo porque no habían visto la peli y el parque de atracciones de al lado de casa tiene una aldea india bastante mejor.

 

Adventureland:

Uno de los puntos fuertes de la zona, Indiana Jones, estaba cerrado cuando fuimos. Lo más destacable de la zona son “Los piratas del Caribe”, que tampoco nos impresionó demasiado a ninguno de los cuatro… al menos no como para repetir…

Entre las zonas hay un tren que rodea el parque pero es lentísimo. Hasta avanzando al paso de un niño de tres años se llega antes andando a todas partes, pero el tren es una buenísima opción cuando consideras que tus hijos necesitan un respiro entre tantas emociones.

 

D3_Vacaciones_Paris 058

Ahí, aguantando la lluvia como buenos europeos del norte, pero en primera fila… SG se emocionó mucho al ver a Elsa…

 

Los dos platos fuertes de la jornada son la cabalgata de personajes (sobre las cinco de la tarde) y el espectáculo de luces y fuegos artificiales que cierra el parque a las ocho. Planea tu visita en torno a los dos acontecimientos porque son para no perdérselos. Pura magia Disney. Para la cabalgata lo mejor es estar en primera fila o en un lugar elevado si no tenéis la suerte de que pille un día de perros y seáis de los únicos con paraguas del parque. Los fuegos artificiales sin embargo se ven mejor con un poco más de perspectiva (nosotros nos colocamos a la puerta del Plaza Gardens).

 

D3_Vacaciones_Paris 087

Expectación y fuegos artificiales.

 

DISNEY STUDIOS

D2_Vacaciones_Paris 022

Sí, es Mickey también…

 

Aquí hay una serie de atracciones más tecnológicas y más actuales que las del parque tradicional. Muchas de ellas están basadas en películas de Pixar, de las que soy una gran fan. A destacar el “Art of Disney Animation”, donde se puede ver todo el trabajo que conlleva hacer una peli de animación (os recuerdo que Supercuñado es dibujante y es una profesión sacrificadísima y de la que solamente se logra vivir si tienes mucha afición y talento… mis hijos no se podían perder este homenaje).

 

D2_Vacaciones_Paris 025

SB pintando dibujos animados él mismo.

 

También se realiza una cabalgata sobre autos de época. Muy bonita y menos concurrida que la del parque principal, al menos en las fechas en que fuimos nosotros.

SW_Sticker_SG_Flubber

Las atracciones de este parque están más orientadas a las emociones fuertes, desde la caída libre del hotel de “Twilight Zone” hasta la montaña rusa de Aerosmith. SG volvió a dar más vueltas que una peonza pero con la caída libre no nos atrevimos ni SM, ni yo…

 

D2_Vacaciones_Paris 054

Un héroe para toda la familia.

 

De lo que sí que disfrutamos toda la familia fue del show de profesionales con Rayo Mc Queen como estrella invitada. SB se pasó todo el rato con los ojos como platos y eso que no se encontraba demasiado bien aquel día, tanto, que tuvimos que dejar para el día siguiente el “Crush Coaster” que se ganó por voto unánime el título de atracción preferida de toda la Superfamilia, repetimos varias veces (y eso que no había FP) y fue con ella con la que cerramos nuestra visita de tres días en el parque.

 

D4_Vacaciones_Paris 083

Todo lo bueno se termina…

 

Veredicto de SW: Un parque de atracciones bastante conseguido para que puedan ir desde abuelos a nietos. Nosotros no repetiremos porque creo que mis hijos han pasado “la edad mágica” para disfrutarlo (SG lloraba hasta cuando la montábamos en los caballitos de bebé, francamente no sé de donde le ha salido la vena montaña rusa últimamente). Diría que la edad ideal para plantearte esta visita es de los cinco a los ocho años, cuando ya son algo autónomos pero aún creen que los personajes que tienen delante son reales. Merece la pena si te lo puedes permitir solo por ver como tus hijos abrazan por una vez la magia, sencillamente.

 

D2_Vacaciones_Paris 016

Abrazando la magia…

 

Paris: aprovecha el buen tiempo

Bueno, pues hemos tardado en ponernos a ello, pero ya tenemos viaje en Superfamilia para este mes. Entiendo que para mucha gente, el verano es el momento de ir a la playa pero yo reconozco que desde que me marché de España en verano voy “obligada” porque:

  1. todo el mundo decide ir también por estas fechas con lo cuál no hay paz, ni tranquilidad que valga (con lo bien que se está en Octubre, con todo el mar para tí solito).
  2. hace un calor que te mueres, y aquí en centroeuropa sin embargo el tiempo suele ser bueno (llevamos tres días de lluvias, espero que no sea por llevar la contraria).

 

D5_Vacaciones_Paris 004

Aquí no hay playa, pero la silueta de la ciudad es inconfundible…

 

Así que traigo un destino europeo que no muere nunca y que siempre presenta alguna novedad para ver, no importa todas las veces que vuelvas. La Superfamilia estuvo en París en el mes de Febrero… Y tuvimos una suerte increíble porque nos hizo un tiempo de escándalo para la época. Pero en realidad, el mejor momento para ir a la ciudad de la Luz sigue siendo el verano: aunque esté lleno de turistas hasta en la sopa, siempre te arriesgas menos con el clima (el secreto mejor guardado de los parisinos es que tienen más precipitaciones en media que los londinenses).

 

D5_Vacaciones_Paris 002

Mejor dejarse el coche en casa, especialmente si se quiere uno ubicar en el centro… No hay ninguna casa en la almendra central de la ciudad que no tenga una boca de metro a menos de medio kilómetro…

 

Eso sí, en Febrero se pueden encontrar ubicaciones céntricas a precios muy moderados, y ya que los Supernenes se habían ganado a pulso el ir por fin a Disneylandia (destino que pondremos también aquí cuando llegue su momento), decidimos ampliar la visita para que, al menos, descubrieran un mínimo de lo que hay que descubrir en París…

 

D6_Vacaciones_Paris 010

Haciendo el turista por París, de izquierda a derecha: SM, SW, SG y SB.

 

Lo mejor que tienen los franceses, sin lugar a duda, es que saben como comer… Solamente con la “baguette” y el “fromage” hubieramos podido sobrevivir, cambiando tipos de cuando en cuando un buen periodo de tiempo. No es una excepción, en pocos metros a la redonda de nuestro alojamiento había seis panaderías, cuatro tiendas de charcutería y dos de vinos. Todo bueno y a un precio razonable (para nosotros que estamos acostumbrados a lo que comen los alemanes).

 

D6_Vacaciones_Paris 003SW_Sticker_SG

 

 

Aunque es una ciudad que da para todo el tiempo que quieras quedarte en ella, en realidad lo “esencial” de París (y me refiero con ello a la parte más turística y a los principales monumentos) se puede ver en dos días si vas sin niños y tres si vas con ellos… En general es una ciudad segura, pero hay que tener ojo con bandas organizadas de carteristas y rateros. Cuando nosotros fuimos, se intentaban acercar con una especie de petición en la mano, como si estuvieran pidiendo firmas. También estaban en los alrededores de la estación de Marne-la-Vallèe. Pero con un poco de precaución normal y teniendo un ojo a la cartera y a las cosas de valor, prueba superada.

 

A nosotros en tres días nos dió tiempo para casi todo:

  • El barrio de la Defensa, donde hay un par de centros comerciales en los que se puede comer a precios no turísticos:
D5_Vacaciones_Paris 052

Ahora vamos a caminar hasta aquel arco que se ve a lo lejos… NOOOOOOOOOO (al final, por supuesto, tomamos el metro).

 

  • Los Campos Eliseos, con sus tiendas de lujo y el centro Renault, interesante de ver especialmente para los amantes del motor:

D5_Vacaciones_Paris 040

  • Y entre tienda y tienda hubo tiempo para el deporte urbano por excelencia, la persecución de palomas… algo ideal para que los peques se aireen entre tanto monumento:
D5_Vacaciones_Paris 037

Por arriesgado que parezca para los pobres animalitos, hasta ahora siempre han sido más rápidos que los dos niños…

  • La rivera del Sena:

D6_Vacaciones_Paris 023

 

SW_Sticker_SM

  • Y todas las maravillas del centro de París, sean históricas o ultramodernas:

D5_Vacaciones_Paris 033

D6_Vacaciones_Paris 073

D7_Vacaciones_Paris 079

 

Para los peques sin duda lo “menos aburrido” (teniendo en cuenta que salían directos de donde salían, sabíamos que poco les podía impresionar… Para los que se lo puedan permitir, mejor dejar Disney para el final de la ruta si cuadra) fue la torre Eiffel. La torre tiene una altura de 300 metros y es prima hermana de nuestra “maravilla azul”. Es posible subir el primer tramo por las escaleras, que además de ser sano tiene un precio más reducido. Las vistas son igual de impresionantes que desde la parte de arriba y la claustrofobia turística es menor.

D6_Vacaciones_Paris 040

Buscar una toma original de esta torre es imposible, creo…

D6_Vacaciones_Paris 051

670 escalones… ese día hicimos ejercicio de piernas, aparte del paseo…

Y por supuesto el barrio de Montmatre, que es una trampa turística a más no poder, pero al que siempre termino encontrándole rincones especiales y detalles que lo hacen tener encanto a ojos del que lo visita:

D7_Vacaciones_Paris 062

SW_Sticker_SB

 

 

Lo mejor en este barrio es dejarse llevar por los sentidos, por la música, por las pinturas de los artistas callejeros… me lo llevaría todo a casa si pudiera:

D7_Vacaciones_Paris 011

Música de arpa en las escaleras del Sacre Coure… deseando que los Supernenes vuelvan a ver Amelie y hagan la conexión mental.

 

Para mí lo mejor de todo es que, ¡por fin! pude ver mi cuadro favorito en vivo y en directo… poca gente se ha quedado dos veces en la puerta del Museo compuesta y sin entrada. Pero la perseverancia es una de mis mejores facetas. Puedo tardar doce meses en actualizar un post, pero cuando digo que lo hago, lo hago…

 

D5_Vacaciones_Paris 006

Señores del Museo de Orsay: qué gran acierto poner este sofá tan cómodo donde puede abandonar un rato a toda mi familia para sumergirme en el mundo de los impresionistas… se lo agradeceré eternamente.

SW_Sticker_SW

 

 

Lo dicho, una ciudad con muchas facetas, que innova y fascina sin dejar de perder su encanto histórico. Un destino perfecto, y no únicamente para los enamorados…

 

D6_Vacaciones_Paris 053

El amor no conocer fronteras, ni límites…

Karlovy-Vary: una escapada para padres posible con críos…

Como de momento casi todos los que nos leéis sois familia o casi, sabéis que hace poquito nos hemos escapado camino del sol. Y que por supuesto, el destino de esta escapada (Malta) será el Viaje en Superfamilia en alguno de los meses siguientes. Pero como me apetece inaugurar este mes casi todas las secciones que va a tener este blog y llevo un retraso alucinante con el revelado de fotos, he decidido comentar uno de los destinos que más me ha gustado dentro los que hemos visitado últimamente: Karlovy-Vary (en alemán Karlsbad, o el Balneario de Carlos, si hacemos la traducción chapuza al castellano).

Karlovyvary_27

Vista desde lo alto del monte… La ciudad está situada en un valle a lo largo de los ríos Ohra y Tepla.

Vivir en el centro de Europa tiene la ventaja de que tienes cerca muchas pequeñas maravillas, que desde España son más difíciles de visitar y quedan anuladas por otras ciudades que son más monumentales y resultan más conocidas a nivel turístico. Ésto es un poco lo que le ocurre a esta ciudad balneario checa, reducida la mayor parte de las veces a una excursión de día como máximo desde la bellísima y mucho más famosa Praga. La ciudad, que fué como San Sebastián en España el destino de moda de la alta burguesía y aristocrácia para tomar las aguas en el siglo XIX, había perdido mucho en brillo y lustre, hasta el muy ilustre James Bond pasó a filmar por allí hace algunos años…

Karlovyvary_29

El gran hotel Pupp, uno de estos lugares para ver y ser vistos… Nosotros nos conformamos con espiar, como James Bond… Casino Royal se grabó en parte usando el hotel como escenario.

Caminar, caminar, caminar… Karlovy Vary tiene la posibilidad de hacer rutas de senderismo moderadas y apropiadas para subir hasta con cochecitos de bebé. La ronda completa alrededor del pueblo son catorce kilómetros, con una subida marcada al principio, pero luego relativamente plana y estable.

Karlovyvary_17

El salto del ciervo, uno de los miradores más conocidos de la ciudad.

Sticker_SM_KarlovyVary

M&L_Esduroelcamino

Una oportunidad para dejar respirar los pies, que con el calor que hacía las botas de marcha eran una tortura… A lo largo del camino hay diferentes puntos (torres, quioscos, miradores…) que sirven para marcar objetivos cuando se va con gente poco acostumbrada a caminar.

Tomar las aguas es la segunda de las actividades propias de un balneario. En este caso son aguas con diferentes minerales y que manan de distintas fuentes colocadas en el paseo al lado del río:

Karlovyvary_10

Mujer rusa refrescándose en el Geiser principal del centro de baños. Los rusos han vuelto a resucitar el turismo en la ciudad, viniendo en grandes masas. Los comerciantes locales están divididos entre los que lo ven como una forma de renacimiento del balneario y los que opinan que la ciudad se está eslavizando en demasía.

Karlovyvary_45

Las aguas, que salen a unas temperaturas entre las del té de las cinco y el cocimiento de una langosta, se beben en una especie de jarras especiales con un pitorro… SM como siempre no me dejó comprarme ni una, pero hice fotos…

SW_Sticker_SW

Y por supuesto, también hay algunas cosas, aparte de agua, dignas de beberse por allí…

Karlovyvary_23

Veredicto final: un lugar perfecto para pasar como máximo uno o dos días. Si bien funciona mejor como escapada romántica, es posible visitarlo con peques de hasta diez años… para adolescentes lo veo francamente demasiado aburrido.

Karlovyvary_68